Aceite de oliva virgen extra: Beneficios para la salud

El pasado día 5 de noviembre, tuvimos el placer de compartir una jornada de recolección de aceituna con nuestros clientes Martiniega S.L., en su finca “Estado de Martiniega”.

Es un orgullo tener una empresa como la vuestra en Navarra, en la que cuidáis con tanto mimo todas las fases del cultivo del olivo, incluyendo algo tan especial como es el riego con agua proveniente de manantial. Vuestro esfuerzo es una garantía en la obtención de un buen aceite; y, cuando hablo de un buen aceite, me refiero tanto gastronómicamente como saludablemente. Ya que muchas veces nos olvidamos que el trato que se le dé al olivo, la recogida, la entrega en trujal y la extracción, son factores determinantes en el mantenimiento y protección de componentes fundamentales en el aceite de oliva (ácido oleico, omega 3, polifenoles, etc…) tan beneficiosos para nuestra salud. Muchas gracias Matías por permitirnos compartir con vosotros ese día y poder ver, de primera mano, el proceso de recolección.

Previous
Next

La dieta mediterránea es considerada como una de las dietas más saludables, siendo el aceite de oliva virgen extra uno de sus componentes principales. El aceite de oliva virgen extra es reconocido como una extraordinaria fuente de lípidos de calidad, habiéndose relacionado su consumo con efectos beneficiosos para la salud: efecto antioxidante, reducción de marcadores inflamatorios, aumento de la sensibilidad a la insulina y control de la presión arterial. También se ha relacionado con un efecto beneficioso en la prevención de enfermedades cardiovasculares, inflamatorias y cáncer.

Además de aportar ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, tales como el ácido oleico y el ácido linoleico, el aceite de oliva virgen extra también aporta otros componentes como los polifenoles (principalmente oleupeína y el hydroxytyrosol), los cuales, a pesar de encontrarse en una fracción minoritaria, presentan una importante actividad biológica.

Entre los efectos beneficiosos de los ácidos grasos insaturados (monoinsaturados y poliinsaturados) y los polifenoles se ha descrito que dietas altas en estos compuestos reducen los niveles de citoquinas inflamatorias, tales como interleuquina 1, interleuquina 6 e interleuquina 8, así como el factor de necrosis tumoral TNF-α. Por lo tanto, la capacidad antioxidante y antiinflamatoria de los compuestos presentes en el aceite de oliva tiene un efecto beneficioso en la prevención de enfermedades cardiovasculares, tales como la aterosclerosis.

 

Pero los efectos de aceite de oliva virgen van más allá de un efecto antiinflamatorio, se ha observado que su ingesta puede modificar la composición de la microbiota intestinal, incrementando las poblaciones de bacterias beneficiosas, como por ejemplo Bifidobacterium, responsable de la generación de ácido butírico, compuesto que ha demostrado ejercer un papel beneficioso sobre el epitelio intestinal.

En el siguiente enlace podéis ampliar información sobre el aceite elaborado a partir de las olivas de la finca “Estado de Martiniega”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*